elegir un buen nombre

De las primeras cosas en que las que se piensa cuando se quiere montar un negocio, es en el nombre que se le va a dar. Incluso puedes imaginarte el rótulo en la fachada.  Pero, lo malo es que, muchas veces no se analiza en profundidad si ese nombre es el más idóneo para tu producto o servicio.

Al proceso de crear un nombre de empresa o producto, se le denomina naming: nombrar, poner nombre. Los buenos nombres, como los buenos logos, enganchan, llaman la atención y son el elemento conductor perfecto para transmitir la “personalidad” de las marcas o empresas. Y como en todo proceso creativo, si utilizas la metodología adecuada para elegir tu nombre, tendrás más posibilidades de éxito.

 ¿Es muy importante elegir bien el nombre de la empresa?

Pues rotundamente ¡sí! Es el primer contacto que tu público tendrá cuando les hables de tu empresa y al oírlo, se formarán un juicio en su cabeza sobre tu imagen que, si no es un buen nombre, puede distraer de lo verdaderamente importante de tu discurso.

Otra cosa es la razón social, que puede ser igual o distinta al nombre comercial, que no necesita de contenido emocional.

El nombre será parte de tu imagen corporativa y junto con tu logotipo y tu eslogan o claim es muy importante en el desarrollo de tu marca. Por eso, debes tener en cuenta una serie de factores a la hora de elegir tu nombre:

  • Que sea fácil de recordar
  • Original, único y exclusivo, que te diferencie
  • Que se asocie con el producto o servicio que vendes
  • Representa o no va en contra de los valores de la empresa
  • Preferiblemente corto, (no más de 7 letras)
  • Fácil de pronunciar
  • Que tenga un significado positivo
  • Que su traducción en otras lenguas no sea despectivo

A largo plazo, tu nombre puede convertirse en un activo muy importante. De hecho será parte de la experiencia de marca que propongas a tu mercado. Al igual que en otros procesos de desarrollo de tu imagen corporativa, si quieres asegurarte de que funcione, debes tener muy presente a quién te diriges.

Pasos para elegir el nombre adecuado:

  1. Haz una lista de conceptos, valores, atributos… con los que quieres que se asocie a tu empresa. 
  2. Estudia a tu competencia. Te ayudará a definir el camino por el que quieres y por el que no quieres seguir. Tenlos presentes para encontrar tu ventaja diferencial.
  3. Haz una selección de todos los posibles nombres que se te ocurran y déjala reposar. Como en cualquier proceso creativo, es necesario mirar el resultado con la mayor distancia y perspectiva posible. Después de darle muchas vueltas al tema, es bueno dejarlo un rato, un día o dos, y volver a mirar tu lista. Te ayudará a tomar la decisión más adecuada.
  4. Testa el resultado. Comprueba qué le sugiere a otras personas ajenas al tema. Así sabrás si puede funcionar como tú esperas.
  5. Comprueba la disponibilidad de los nombres finalistas.  Para no llevarte una sorpresa, consulta en los diferentes organismos oficiales: la Oficina de Patentes y Marcas, el Registro Mercantil, así como la disponibilidad del dominio en Internet.
  6. Registra tu nombre para hacerlo tuyo. Inicia lo antes posible el proceso de registro, empezando por el dominio de Internet, para proteger su utilización en este medio.

No es sencillo dar con el mejor nombre, la prueba es que existen nombres poco afortunados:

ejemplo nombre desafortunadoExtintores “Palma Peña” es un caso típico en el que se utilizan los apellidos de los propietarios sin tener en cuenta la asociación negativa a la que se puede llegar y sí, es un caso real. Más conocido, quizá sea, el de Mitsubishi Pajero, que en los países iberoamericanos cambió su nombre por Montero, por razones obvias:

Mitsubishi Pajero

 

 

 

 

 

 

 

Otro ejemplo, es el  de esta bombonería francesa que se instala con su nombre original en Almería y no tiene en cuenta nuestro sentido del humor.

nombre desafortunado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Conoces más casos curiosos como éstos? ¿Necesitas un nombre para tu negocio o para tu nuevo producto? Cuenta con nosotros para resolver cualquier duda que se te plantee sobre cómo hacerlo, en The Marketing Band estaremos encantados de poder ayudarte.