Cookies de Internet¿Tienes una web corporativa o una tienda online que utiliza cookies? ¿Sabes cómo cumplir la nueva normativa?

Las cookies son unos pequeños archivos que se instalan en tu navegador cada vez que visitas un sitio web en Internet. Su misión es recoger información  sobre el usuario y su comportamiento durante el tiempo que está navegando por esta página.

El año pasado se aprobaron en el Parlamento Europeo una serie de  modificaciones en la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico) en lo referente a las cookies (Directiva de Cookies). Esta nueva ley/norma afecta a todos los sitios de Internet que las utilicen. Por lo que conviene verificar que la estamos cumpliendo correctamente.

Principalmente, lo que te pide la ley es que notifiques al usuario el tipo de cookie que estás utilizando en tu web:

  • Cookies de analítica, sirven para saber qué ocurre en tu web. Recopilan datos para crear estadísticas sobre el funcionamiento y el interés que genera tu sitio entre los usuarios (nº de visitas, tiempo en cada página, nº de páginas visitadas, etc.). Los informes que encuentras por ejemplo, en Google Analitics, se nutren de la información de estas cookies.
  • Cookies de control de publicidad. Definen la frecuencia con la que se muestran los anuncios y qué anuncio mostrar, en función del tipo de usuario. Se utilizan para campañas de Google Adsense.
  • Cookies de seguimiento. Sirven para que a los usuarios, después de visitar tu web, se les muestren ofertas publicitarias de tus productos mientras navegan por la red. Dirigidas a campañas de remarketing de Google Adwords.

Las cookies técnicas, que sirven para el funcionamiento de tu web o para que el usuario pueda personalizar tu página durante su visita (por ejemplo con el idioma) y las de seguridad (las que protegen la web de ataques de hackers), no necesitas informar sobre su instalación.

Es conveniente que revises con tu proveedor informático qué tipo de cookies usas y si realmente te son útiles todas.

Qué información debe facilitarse sobre las cookies

La ley pide que expliques de manera explícita además de qué tipo de cookies usas, la siguiente información:

  1. Qué es una cookie, porque no todo el mundo sabe lo que es y puede malinterpretar su funcionamiento o pensar que es algo que puede dañar su ordenador.
  2. Cuál es el origen, si son nuestras o de terceros. Si son de terceros debemos señalar de qué empresas. Por ejemplo Google y las cookies para sus estadísticas.
  3. Qué hacen y para qué sirven, por qué las estamos poniendo en nuestra página web.
  4. Cómo bloquearlas. Explicar cómo hacerlo para los principales navegadores. Si el usuario decide rechazar todas las cookies, debes advertirle que no podrá utilizar aquellas funcionalidades de la web que requieran el registro o la personalización como requisito para poder usarlas.

Cómo informar sobre las cookies que usas

Como hay mucha información que dar, lo mejor es que la llamada de atención sobre tu política de cookies, sea un mensaje escueto que dirija al usuario a otro espacio aparte donde le des todas las explicaciones de manera clara y concisa. Un buen ejemplo de cómo hacerlo es como se presenta en la web de Adigital.

Cuando el usuario visita tu web en repetidas ocasiones, solo debes informarle la primera vez, a no ser que se produzca algún cambio en tu política de cookies. Por otro lado, por el mero hecho de seguir navegando en la web después de informarle, se interpreta que acepta su utilización.

La aplicación de esta normativa no debe afectarte comercialmente. Como con cualquier cambio que efectúes en tu web, tienes que estar alerta siempre, analizar el funcionamiento de tu sitio, comparar el antes y después y, en caso necesario, hacer las modificaciones pertinentes. Pero siempre cumpliendo con la normativa.

 

¿Tu web cumple ya con la nueva ley? ¿Has encontrado alguna dificultad para adaptarte a la nueva normativa? Cuéntanos tu experiencia.

Si necesitas ponerte al día sobre este tema o cualquier otro relacionado, puedes contar con nuestra ayuda para estudiar tu situación en particular.