Re-enfoca tu negocio y aplica 5 personalidades para conseguirlo

El mes de agosto para una gran mayoría de negocios, es un mes de bajo rendimiento. Este mes suele ser el ideal para descansar pero también es el mejor para reflexionar. Si crees que es el momento de darle una vuelta a tu negocio y revisar tu estrategia comercial, te marcamos algunas “personalidades” que debes adoptar para llegar a conclusiones interesantes.

Antes de nada, piensa en el prototipo ideal de cliente, imagínatelo, ponle nombre incluso. Es imprescindible que tengas en mente a tu cliente tipo en todos los ejercicios.

5 personalidades que te ayudarán a (re-) enfocar tu estrategia comercial

  1. El exorcista: Sal de ti, de tu rutina de trabajo, de tu mirada. Haz el esfuerzo de observar tu negocio desde fuera, como si fueses uno de tus clientes.
    • Si tienes un local, míralo con los ojos del que entra por primera vez y valora las primeras impresiones, orden, limpieza, presentación, atención…
    • Si tienes una tienda online imagina que es la primera vez que entras en la home y compra algo. Valora si tienes información suficiente, si los precios no están claros, si es fácil perderse…
    • Si vendes servicios lee tus folletos, tu web y el resto del material informativo como si no supieses de qué va la empresa exactamente. Sé critico/a. Sé objetivo/a. Repasa tu discurso de presentación, ¿te convencerían?
  2. El náufrago: Sé valiente y pide ayuda. Así, sin más. Abre tu mente y disponte a escuchar críticas constructivas. Pregunta a clientes, amigos y familiares qué cambiarían si fuesen ellos los dueños del negocio. Recopila, reflexiona y toma decisiones.
  3. El espía: ¿Qué hace tu competencia? Dedícale el tiempo que sea necesario hasta recopilar una buena cantidad de información (por Internet, visitas físicas, folletos, estudios, encuestas, etc). Una vez hecho esto, investiga también qué hacen negocios similares al tuyo en otros países. ¡Te sorprenderás!
  4. El viajero de la máquina del tiempo: Y es que no podemos olvidar que no hay viaje sin destino, ¿verdad? Así que, haz memoria y recuerda con qué objetivo nació tu negocio. Revisa si sigue siendo válido. Si crees que algo ha cambiado, busca nuevas posibilidades de explotación y no lo tomes como un fracaso, tan solo es una rectificación. Los tiempos cambian y nuestros negocios deben hacerlo también. Si el objetivo es válido, ponlo a la vista para que nada te desvíe.
  5. El profesor: No puedes dejarlo de lado, tienes que seguir formándote. En tu profesión por supuesto y además, en nuevas tecnologías. No te puedes esconder tras el “ya estoy mayor para estas cosas” o el “nunca se me dio bien la informática” o quizá el de “las modas pasan, solo hay que esperar”. ¡Ni hablar! Debes conocer los nuevos medios de promoción y cómo se relacionan tus clientes y donde. Así que, o te pones al día o te adelantan.

Esperamos que estas 5 personalidades te ayuden a sacar conclusiones reveladoras para tu negocio y que te aporten salidas de crecimiento. Sin duda es el camino adecuado. ¡Adelante! … y si  necesitas que te acompañemos en ese camino, no lo dudes, estamos aquí para ayudarte.