Reputación onlineDa igual si eres poco activo en la red y no tienes mucha presencia en Internet pero tus clientes hablarán sobre tu empresa. Comentarán su experiencia con tu producto o de su afinidad con tu marca en su blog, foro o red social favorita. Por esta razón, es muy recomendable estar siempre alerta de lo que se diga sobre tu negocio.

Si introduces tu marca en el buscador de Google obtendrás un montón de resultados directamente relacionados contigo o con tu competencia. Lógicamente si utilizas las redes sociales de manera profesional, en España ya lo hace 55.3% de las PYMEs, seguro que tendrás muchos más.

Resultados_Google_Elena_Lekuona ¿Cómo afectan las redes sociales a la imagen de las empresas?

En general todo lo que se diga sobre ti en la red será parte de tu imagen porque, la reputación online y la reputación global de tu marca no se construyen de manera aislada una de la otra. Pero además, Internet tiene sus propias reglas y sus usuarios utilizan las redes sociales para interactuar con sus marcas preferidas o con otros usuarios. De esta relación surgen valoraciones que influirán en la reputación las empresas.

Cómo gestionar la Reputación Online

La gestión de la reputación online consiste fundamentalmente en tomar el pulso a las opiniones y comentarios que aparecen sobre ti en Internet y llevar a cabo las acciones necesarias para que esas opiniones y comentarios te ayuden a conseguir tus objetivos.

Hay dos maneras de gestionar tu reputación online, de manera reactiva, es decir, actuar sólo si surgen críticas que te puedan afectar negativamente, o de manera proactiva, que es lo más recomendable, construyendo una relación de confianza con tus clientes que te permita poder participar allí donde hablen de tu marca.

Los primeros pasos que debes dar para gestionar de una manera adecuada tu reputación online son los siguientes:

  1. Escucha activa. Recopila toda la información relacionada con tu empresa que esté difundida en la red, el número de comentarios, menciones, opiniones, etc. y sitios donde aparece dicha información. A esta fase se la denomina también monitorización.
  2. Identifica y evalúa la información encontrada. Analiza el tipo de información que has recopilado sobre tu negocio (preguntas de usuarios, quejas o críticas, valoraciones positivas, etc.) y actúa si la situación lo requiere. Por ejemplo, si detectas que hay muchas dudas sobre cómo utilizar tu producto, deberás ofrecer más información en tu web o crear un blog específico para explicar más detenidamente su funcionamiento o un foro, etc.
  3. Trabaja sobre los mensajes negativos de tal forma que queden relegados en posiciones irrelevantes en los buscadores. Para conseguir esto, deberás aportar suficiente contenido de interés sobre tu negocio en la red, para que sea compartido con cuanta más gente mejor. También puedes llevar a cabo acciones de comunicación y relaciones públicas que a su vez, generen más contenido para conseguir que los comentarios que te perjudican, desaparezcan de la primera página de resultados.

Herramientas para saber qué, quién y cuándo hablan de ti:

Una de las herramientas que puedes usar para saber cuándo hablan de ti y lo que dicen es Google Alerts.  Es de las más básicas pero también de las más sencillas de usar y totalmente ¡gratis!

Las alertas de Google son mensajes de correo electrónico que recibes cuando sus motores de búsqueda encuentran nuevos resultados (por ejemplo, páginas web, noticias, etc.) sobre los temas a los que te interesa hacer un seguimiento. Puedes tener alertas de todos los temas que te interesen (competencia, noticias de tu sector, etc.)

¿Cómo funciona?

  1. Introduce la consulta de búsqueda que quieras supervisar. Por ejemplo, el nombre de tu negocio o tu marca. Se mostrará una vista previa de los resultados que recibirás:

resultados_google_alerts

  1. Selecciona el tipo de resultado que quieras: noticias, blogs, vídeo, foros de debate, libros o todo.
  2. Define la frecuencia con la que quieres recibir los mensajes de Google con los resultados de la búsqueda: cuando se produzca, una vez al día, o una vez a la semana.
  3. Decide la cantidad de resultados que quieres recibir, todos los que encuentre o solo los mejores.
  4. Especifica el correo electrónico donde quieras recibir los mensajes con los resultados de búsqueda.

Para que tu búsqueda te ofrezca los resultados más acertados posibles utiliza las mismas reglas que el buscador general. Algunos trucos son:

  • Intenta concretar todo lo que puedas, evita palabras muy genéricas que puedan arrojar un número incalculable de resultados que no te sean útiles. Por ejemplo: coche
  • Utiliza comillas cuando tengas más de una palabra e individualmente pierdan el significado para ti: “Peluquería a tu aire”, el resultado cambia por completo con y sin comillas.
  • Incluye el signo (-) delante de términos que quieras excluir de la búsqueda: Peluquería a tu aire – Madrid
  • Para restringir la búsqueda a un portal o una página web específica utiliza el comando (site:). Si quieres que Google busque tu consulta de búsqueda en una web en concreto  debes escribir, para seguri con el ejemplo:

site:www.lawebquequierasanalizar.com “Peluquería a tu aire”

Por supuesto, hay otras muchas herramientas más complejas, pero que te proporcionarán también información más completa como Social Mention o IceRocket.

¿Te ha resultado útil esta información? ¿Cómo sueles controlar lo que se dice de tu negocio en la red? Cuéntanos tus experiencias y si necesitas ampliar información sobre este tema o quieres que hablemos de tu caso en concreto, no dudes en contactar con nosotros.