Consumo colaborativo

Seguro que últimamente has oído hablar mucho del consumo colaborativo. Pero, lo cierto es que este concepto ha existido siempre porque de lo que trata es de intercambiar, compartir, prestar, alquilar e incluso regalar productos y servicios, algo que no es nuevo, ¿verdad? Lo que sí es nuevo es la manera en la que hoy se comparte, gracias a la tecnología que tenemos a nuestro alcance.

Lo interesante del consumo colaborativo o economía compartida, como también se denomina, es la propuesta en la que se basa de compartir en lugar de poseer los bienes, pasar de la propiedad al acceso o al uso cuándo se necesita. Así, surgen un montón de comunidades creadas alrededor de una oferta y una demanda que se hacen eco gracias a aplicaciones web y redes sociales. ¿Conoces los diferentes tipos de consumo colaborativo?