comecocosTodo nos resulta más divertido mientras jugamos, nos gusta porque nos entretiene y no solo sucede cuando somos pequeños. De hecho, el 53% de los usuarios de videojuegos está entre los 18 y los 50 años. Precisamente, por esa predisposición que todos tenemos a jugar surge una tendencia que se llama gamificación (traducción un poco forzada del inglés “gamification”)  y consiste en aplicar dinámicas de juegos en contextos no lúdicos, para estimular a las personas a que hagan tareas que a priori no les parecen divertidas, planteándolas de una manera más amena.

La mitad de los usuarios de juegos interactivos lo hace a través de un dispositivo móvil y si a esto le unimos la utilización que hacemos de las redes sociales para compartir los logros alcanzados (nos gusta jugar y competir), se crea la tormenta perfecta para desarrollar acciones basadas en dinámicas de juego.