¿En qué me puede ayudar un blog en mi negocio?Últimamente, una inquietud que nos han trasladado más de una de las empresas con las que hemos contactado, estaba relacionada con la decisión de crear un blog corporativo: tengo una web pero, ¿necesitaría tener un blog? Con este post, queremos ayudaros a despejar las dudas sobre la utilidad de un blog corporativo para las pequeñas y medianas empresas.

Un blog corporativo es un espacio en Internet donde se publican artículos, noticias, imágenes o videos, relacionados con la empresa que lo firma. Las publicaciones o entradas (también llamadas post) de tu blog se presentan ordenadas cronológicamente de manera inversa, apareciendo primero la última que se ha publicado.

Es una herramienta, a diferencia de la web, orientada a la conversación y a la comunicación bidireccional. La mecánica de los blogs es sencilla: expones un tema de interés para tu audiencia y les invitas a dar su opinión y a aportar su experiencia sobre lo que allí has contado. Y también, les darás la opción de compartirlo en su red social preferida a través de los plugins que incluyas, para hacer tu blog un medio totalmente participativo.

Por qué a tu negocio le puede interesar tener un blog

  • Es un espacio informal donde puedes hablar de tu producto de una manera más cercana, de tú a tú.
  • Ayuda a captar clientes potenciales, a personas a las que de otra manera no podrías acceder. Si visitan tu blog es porque les interesa lo que allí cuentas, entonces también pueden estar interesados en ti y tu producto.
  • Te sirve para mejorar tu posicionamiento en buscadores. Google lo primero que indexa es el contenido más valorado por el usuario.
  • Es una herramienta de información directa para conocer de primera mano la opinión de tus clientes.
  • Si lo haces bien, te tendrán en cuenta. Si tus publicaciones son valoradas por los usuarios y transmites credibilidad, cuando busquen una solución que tu producto pueda dar, serás el primero en su lista.
  • Es muy útil para impulsar tu estrategia de marketing online siendo una de tus principales herramientas de difusión de contenido.

Quiero un blog para mi empresa ¿por dónde empiezo?

  1. Piensa en qué quieres conseguir con tu blog corporativo:
  • Ser reconocido en tu sector como experto en lo que ofreces.
  • Fidelizar a tus clientes para que sigan conectados a ti, a tu marca/negocio.
  • Acceder a un mayor número de clientes potenciales.
  • Aumentar tu visibilidad y las visitas a tu web.
  • Educar e informar a tus clientes sobre tus productos.

2. Planifica el contenido:

  • Teniendo a tu cliente en la cabeza, piensa en los temas de los que hablarás y clasifícalos en categorías. Las categorías, normalmente, van a coincidir con opciones del menu de tu blog. No muchas más de 5 es lo ideal para facilitar su usabilidad. Evita las sub-categorías.
  • Define la frecuencia con la que vas a publicar. Entre 2 y 3 publicaciones por semana es lo ideal. Actualizar con frecuencia tu blog te posicionará mejor en los buscadores (SEO). Pero si tu contenido es bueno, con 1 post cada 15 días, siendo constante, también conseguirás buenos resultados.
  • Decide quién firmará las publicaciones. Es mejor que sean personas, para dar un enfoque más humano. Pueden ser colaboradores propios de tu empresa, pero también, de vez en cuando, puedes tener post invitados de personas ajenas, expertas en determinados temas de interés común. Si lo hace una empresa, deberá buscar un punto de complicidad con el lector y ser cercano.

De qué hablar en tu blog

Si alguien, por muy amigo que sea, solo te habla de sí mismo, terminará aburriéndote. No hagas tú lo mismo en tu blog:

  • Habla de temas relacionados con tu negocio pero que aporten algo a tus clientes. Por ejemplo, si tienes una ferretería, puedes explicar cómo arreglar las cosas típicas del hogar, enseñar trucos o dar a conocer nuevas soluciones. Si eres una empresa que da servicio a otras, podrás explicar las soluciones que has proporcionado a tus clientes (contando sus casos).
  • Nunca trates de vender directamente en tu blog, perderás credibilidad y la confianza de tus lectores. Para la venta tienes otras herramientas como tu web, y allí podrás hablar de promociones.
  • Con contenido propio, creado exclusivamente por ti, te diferenciarás. Sin embargo, compartir información relevante sobre tu sector (informes, estudios y estadísticas recientes) que les pueda interesar, demostrarás también que estás al día de las novedades de tu mercado.

¿Cuál es tu situación? ¿Crees que un blog te podría ayudar? ¿En alguna ocasión intentaste poner en marcha un blog y te surgió alguna dificultad? Cuéntanos tu experiencia. Si necesitas ayuda sobre éste o cualquier otro tema relacionado, no dudes en contactar con nosotros.