Claves para realizar una web bajo concepto de la usabilidad

Si eres de los que está comenzando el diseño de una página web para su Pyme, debes tener en cuenta la usabilidad. Es decir, debes conseguir que tu web sea muy sencilla e intuitiva. Que sea muy fácil alcanzar el objetivo que hayas marcado para ella y que como consecuencia, el usuario se sienta bien.

¿Cumple tu web los principios de usabilidad?

Exactamente, una página web se define usable si es:

  • Eficaz: que el usuario consigue lo que quiere: información, presupuesto, contacto, precio, etc.
  • Eficiente: que no se tarde en conseguir el objetivo ni se necesiten muchos clics para llegar hasta él.
  • Satisfactoria: que la experiencia sea gratificante de principio a fin. Que no genere frustración de ningún tipo.

Principios básicos para lograr una web usable

  1. Nada más aterrizar en la home, el usuario debe entender rápidamente el negocio y cómo conseguir los productos o servicios.Reconocer rápidamente el negocio es usabilidad
  2. Construye, organiza, escribe e ilustra la web pensando en el usuario. Piensa en sus gustos, su formación y sus necesidades. Debe encontrar y entender rápidamente todo lo que se le explique.
  3. Cualquier proceso realizado por el usuario debe tener una consecuencia visible: como por ejemplo pasar a otra página, o que aparezca la barra de porcentaje de carga, mostrar un icono de búsqueda que va enseñando los logros, etc.
    Si un clic del usuario implica un proceso interno, díselo
  4. Situación y orientación. En todo momento el usuario debe saber en qué sección o subsección se encuentra por muy profunda que sea. El rastro de migas es muy útil, además de los cambios de color y subrayados en los menús.
    Saber en qué sección te encuentras siempre
  5. Ojo con la creatividad en el funcionamiento de una web. El usuario ha aprendido una serie de mecanismos web y dentro de lo posible, es mejor no cambiarlos. Si las palabras en azul suelen ser links; los menús suelen estar arriba y/o a la izquierda o el logotipo es un link a la home, no los pongas de otra manera.
  6. Se deben hacer las advertencias que sean necesarias para que el usuario no cometa errores, pongamos ejemplos o señalemos alguna irregularidad mediante programación.
    Que el usuario no se equivoque o le ayudes a no hacerlo es usabilidad
  7. Si ocurre algún error, comunícalo. Tenlo en cuenta, diseña también las páginas de error. Si puedes personalízalas.
    Si hay un error interno que no se sienta perdido
  8. El diseño cuanto menos recargado mucho mejor. Si hay muchas fotos, banners, menús, secciones… el usuario se va a perder más fácilmente. Un ejemplo de lo que SÍ debe ser:

La claridad en el diseño y la estructura es usabilidad

En general, no debes olvidar que antes de hacer el diseño y redactar el contenido de una web, debes haber estudiado profundamente a tu público, haber definido unos objetivos y un orden de prioridades en la información. Una web es muchísimo más que un escaparate, es una herramienta comercial y como tal debe cumplir unos requisitos para que sea realmente eficaz. No le dejes este encargo a cualquiera, elige profesionales como harías para cualquier otro tema de tu negocio.

¿Qué web tienes? ¿Cumple todos los requisitos de la usabilidad? Cuéntanos tu caso y ¡hablemos!