códigos QR

Pues, efectivamente, los códigos QR y los códigos BIDI, no son iguales, a pesar de que constantemente se hable de ellos como si fueran lo mismo, son distintos. Los dos son códigos bidimensionales, y son también códigos de barras (como los de los productos que compramos, pero estos son unidimensionales). Su ventaja es que pueden almacenar más información en el mismo espacio que los otros, y pueden ser muy útiles para distintas áreas de tu negocio.

La principal diferencia entre los códigos QR y los BIDI, es que en los QR (Quick Response, respuesta rápida) su código es abierto y sus derechos de patente no son ejercidos. Sin embargo, los BIDI, se generan con un algoritmo de código cerrado, privado y no gratuito. En España tienen licencia para su explotación Movistar, Vodafone y Orange y se necesita sus propias aplicaciones para poder leerlos, no siempre de forma gratuita.

Por este motivo, y porque tienen más capacidad, los QR son los códigos bidimensionales más usados a todos los niveles. A nivel industrial, por ejemplo, se usan mucho para la gestión de inventarios. Permiten la lectura automática y sin errores en cuestión de segundos, de una gran cantidad de información.

A simple vista, los podrás diferenciar porque los QR tienen tres cuadraditos más grandes en sus esquinas y los BIDI, no.

Ahora que ya sabes cuál es cuál, y puesto que es el más utilizado con diferencia, a partir de aquí, sólo voy a hablarte de códigos QR.

Uniendo el mundo real con el virtual.

Gracias a la aparición de móviles con una mayor potencia, unida a una cámara de alta resolución y acceso a Internet de banda ancha, se han generado nuevos usos orientados al consumidor, abriendo todo un abanico de posibilidades desde el punto de vista del marketing.

Puedes facilitar un montón de información a tu cliente, sin que tenga que copiar tu dirección web o tus datos de contacto de manera manual. Simplemente escanea tu código QR y rápidamente tiene acceso a toda la información que quieras hacerle llegar.

Aquí puedes ver un par de ejemplos, de cómo las marcas utilizan esta herramienta:

ejemplo código QRejemploproductoQR

 

 

 

CABIFY, incluía en su QR una dirección web para descargarte su aplicación y poder solicitar tu coche y chofer de lujo.

El otro ejemplo, un poco menos sofisticado, es el de la marca de pasta de Lidl, Deluxe, que incluía un código QR en el propio paquete y te llevaba a una estupenda página de recetas, que tenía una pega, y es que, no estaba adaptada para ser vista en dispositivos móviles, lo cual no tiene mucho sentido, si el primer sitio donde se va a visualizar es precisamente, en un móvil.

¿Quieres crear tu propio código QR?

Pues es muy sencillo, porque existen muchos sitios dónde los puedes crear de manera gratuita. Pero también, las aplicaciones que se usan para leerlos, te dan la opción de crear tu propio código QR. Para codificar tu dirección web, la dirección de tu blog, Facebook, etc. Puedes hacecerlo también en codigos-qr.com.

Generador de Códigos QR Codes

Código QR The Marketing Band

Una vez creado, para leerlo sólo tienes que instalarte en tu móvil un lector de códigos QR. Los más utilizados pueden descargarse de manera gratuita desde Apple App Store (Quickmark), Android Market (QR Droid), BlackBerry App World  (Scanlife) y WindowsPhone Marketplace (QR Reader).

Otro uso que le puedes dar a los QR es para tus tarjetas presentación. Puedes incluir toda tu información de contacto (no sirven los mismos generadores que los utilizados para direcciones web). De esta manera, no necesitas imprimir las tarjetas y simplificas a tu interlocutor la tarea de introducir todos tus datos en la agenda de su móvil. Tal y como se muestra en este vídeo:

 

Cosas a tener en cuenta para usar códigos QR en acciones de marketing:

  • No todo el mundo tiene que saber qué es un código QR: si puedes, facilita el acceso al lector en el propio anuncio, instrucciones de cómo leerlo.
  • Invita a escanear el código, crea expectación: ofrece contenido exclusivo, un descuento o una promoción.
  • Ten en cuenta el lugar donde vas a poner el código, que sea fácilmente accesible para que lo capte un móvil ( autobuses, avionetas… no son lo más recomendable) y que tenga un tamaño adecuado.
  • Importante: que el sitio donde te lleve el código, página web, landing page, blog…etc esté optimizado para móviles, ¡claro!, debe ser responsive.

¿Se te ocurre alguna otra utilidad de los códigos QR para tu negocio? Comparte aquí algún ejemplo que te haya llamado la atención. Si necesitas más información sobre este tema o sobre cualquier otro relacionado, no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de poder ayudarte.