Clientes potenciales: Cómo captarlos¿Pescar con una caña o con una  red enorme? Con una buena red podrás pescar más peces, ¿verdad? Eso es Internet para tu negocio, una muy buena herramienta para utilizar en un mar lleno de peces, de posibles clientes, es decir, de clientes potenciales.

Tienes un buen producto, una atención al cliente fantástica… sólo te falta estar justo donde hay personas con intereses por productos o servicios como los tuyos. Estarás de acuerdo en que cuanta más gente te conozca será mejor, ya que, tus posibilidades de venta aumentan exponencialmente.

Cuando un cliente potencial (interesado por productos o servicios como los tuyos) te pide información y muestra interés por ti, en marketing se le llama lead. Las posibilidades de que un lead se convierta en cliente definitivo son grandes, si eres capaz de mantener ese interés hasta el final.

Clientes potenciales: ¿cómo conseguir que te encuentren?

¡Que te vean primero! Los letreros grandes y llamativos, en internet se traducen a estar bien posicionado en Google. Cuando alguien está buscando tu producto o servicio y hay otro por delante de ti, ¡se llevará esa oportunidad! Estos clientes que están tan interesados como para buscar ellos mismos los productos son los ideales para convertirlos en leads, y luego en clientes fieles. Para esto, tendrás que trabajar muy bien tu SEO y SEM.

Haz una buena campaña de e-mail marketing. En este caso, el cliente potencial recibe un correo electrónico con tu oferta y, aunque no ha sido él quien ha tomado la iniciativa de pedirte información, si está bien hecho tendrá una alta efectividad. Para ello, necesitarás una buena base de datos de clientes potenciales, y una buena creatividad que transmita con claridad el mensaje adecuado.

¡Promociónate! Elige las páginas webs y los formatos publicitarios más afines a tu producto y clientes, esto es fundamental. Funciona mucho mejor que actuar de forma genérica. Por ejemplo, si vendes productos cosméticos de precio medio, deberás estar en portales relacionados con belleza y la estética pero no lujosos. Existen multitud de formatos, muy creativos que te ayudarán a captar la atención de tu cliente.

Convierte al cliente potencial en lead

Ya has conseguido lo más difícil, captar la atención de un cliente potencial. Te ha seleccionado entre un montón de propuestas. Llegados a este punto ¡no le puedes fallar!

Por ejemplo, has hecho un e-mailing con una oferta y haciendo un clic han llegado a tu landing page (o página de aterrizaje) para saber más sobre la campaña. Las landing page  son páginas que se diseñan para explicar las promociones o recoger los datos de los clientes interesados en ellas (dependiendo del objetivo de la empresa), y deben estar enlazadas con la propia web de la empresa. Aquí también, la claridad del mensaje será decisiva para el éxito de la acción.

También puedes haber hecho una promoción para conseguir datos de posibles clientes a cambio de un regalo o sorteo. Cuando alguien rellena un formulario con sus datos en tu web para pedirte información, te está mostrando su interés en tu producto o servicio. Por eso, debes estar preparado para responderle como máximo en 24 horas. Si no puedes darle toda la información que solicita en ese plazo, al menos deberás avisarle de que has recibido su petición y que le responderás a la mayor brevedad posible.

No olvides…

Dedicar tiempo a medir la efectividad de cada acción por muy arduo que te resulte. Debes analizar que, de las solicitudes de información que te llegan, cuántas acaban en compra y cuánto nos ha costado ese contacto. Sólo así podrás saber la rentabilidad de la inversión que hagas y en qué acciones deberías invertir más o menos.

 

Te proponemos un reto: ¿crees que podrás conseguir diez leads de aquí a final de mes?, ¿qué se te ocurre que puedes hacer para conseguirlo? Cada día aprendemos de vosotros y nos damos cuenta de que los verdaderos creativos no están en las agencias multinacionales, sino en el pequeño comercio. Cuéntanos qué vas a hacer y si quieres que te ayudemos ya sabes que será un placer.