¿Eres de coworl¡king o de centro de negocios?Si eres de los que están montando un negocio que ofrece servicios en vez de producto, esperamos que este post te venga bien. Una de las primeras dudas que te podrán surgir cuando te plantees dejar de trabajar en tu propia casa será: ¿me voy a un moderno espacio de coworking o mejor elijo un centro de negocios?

¿Qué es un centro de negocios?

Un centro de negocios, es un hotel de despachos, un gran edificio o planta, dividido en diferentes espacios en el que alquilas un despacho del tamaño que necesites y te incluye una serie de servicios que mejoran tu imagen de empresa. Algunos de los servicios más interesantes son:

  1. Domiciliación fiscal, social y comercial de la sociedad
  2. Recepción multilingüe
  3. Atención personalizada de visitas
  4. Asignación de un número de teléfono privado
  5. Servicio de contestación personalizada de llamadas
  6. Servicio de desvío de llamadas a cualquier parte del mundo
  7. Además de limpieza, seguridad, fibra óptica y otros servicios generales

Un centro de negocios es lo más parecido a disponer de un despacho propio sin los gastos de inversión inicial y sin necesidad de contratar el servicio de secretaría o recepción especializada.

Algunos de los servicios son opcionales y por lo tanto tienen cargo extra, pero su incremento es por uso así que es fácil poder controlar los gastos.

Un alquiler medio puede rondar los 600 – 800 € mes (según las horas de uso de las salas de reuniones, materiales extra y servicios de secretariado avanzado)

¿Qué es el coworking?

Este concepto nació en Estados Unidos no hace mucho (2009) pero se ha difundido a una gran  velocidad por todo el mundo. Un espacio de coworking es básicamente un lugar de trabajo en el que se fomenta la participación de otros en tu negocio. La colaboración es el engranaje de estos espacios y aunque cada uno tenga su mesa, su organización y su negocio, se fomentan las actividades internas que generen interacción entre los diferentes profesionales que alquilan un espacio allí.

Estos espacios y esta filosofía parece que encaja muy bien en profesiones con cierta creatividad: diseñadores, periodistas, arquitectos, publicitarios, start-ups, apps móviles…

Lo que se alquila en un espacio de coworking no suele ser nunca un despacho independiente y aislado.

Los servicios  que suelen estar incluidos son:

  1. Una mesa (no siempre un sito fijo, depende de la tarifa)
  2. Acceso a Internet
  3. Impresora y scanner compartidos
  4. Seguro de equipos
  5. Teléfono fijo
  6. Domiciliación dirección fiscal
  7. Descuentos en alquiler de salas y cursos
  8. Sala de reuniones con reserva previa
  9. Acceso a la cocina y zona común

Las tarifas suelen rondar los 100 – 200 € mes (según las horas de uso de las salas de reuniones o los cursos a los que se desee asistir)

Está claro que los conceptos son muy diferentes y que el tipo de negocio que tengas va a marcar la elección, ambas opciones tienen pros y contras pero ahora las conoces un poco mejor. ¿Has probado alguna de estas opciones? ¿Cuál ha sido tu experiencia? ¡Cuéntanos!

 Si necesitas ayuda y quieres que hablemos, no lo dudes, puedes contar con nosotros.