Test para averiguar si tienes una buena webCada vez que visitamos a un potencial cliente solemos hacer un estudio previo del negocio. Muchos de vosotros tenéis web, pero a veces está anticuada o no ha sido realizada por un profesional. Esos pequeños o grandes detalles son los primeros que hay que arreglar antes de meternos en asuntos más complejos. En este post os facilitamos 7 claves para que podáis medir la calidad de vuestra web.

¿Cómo reconocer una buena web?

Anota la respuesta con la que más te identifiques, luego sacaremos conclusiones.

1.- Si le enseñas al portero de tu finca la home de tu web…

a. Te mira en silencio, mira la web, te mira, mira la web… no sabe qué contestar.

b. Sonríe, es muy bonita pero cree que le estás enseñando los créditos de alguna película de ciencia ficción y está esperando que suceda algo.

c. Rápidamente sabe de qué es el negocio y pasa a preguntar algunos detalles.

2.- Los menús, las secciones y las explicaciones en cada una de ellas

a. Son detalladas, técnicas, precisas y…. larguííííííísimas.

b. Son precisas, concisas y breves. Como un telégrafo o un indio.

c. Claras, breves, amables y precisas. Justo lo necesario.

3.- El lenguaje que empleas…

a. Preciso, técnico, culto y rimbombante. Hay que transmitir profesionalidad.

b. Vale para grandes y pequeños. Comprensible para todos.

c. El adecuado a tu público objetivo. No hay lenguaje universal. Si son niños, ancianos, hombres, mujeres, de delicada cuna o de baja cultura… usemos el lenguaje que vayan a entender, no otro.

4.- Si un usuario está interesado en tu negocio y quiere más información…

a. Uy… se me ha olvidado incluir el contacto. Qué tontería… bueno, está en Páginas Amarillas y Google. No pasa nada.

b. Si de verdad tiene interés, lo encontrará. Hay una sección de “Contacto” pero al final de todo, en chiquitito y con errores de programación que dificultan la lectura.

c. Disponible en varias maneras y diversas páginas. Muy fácil de encontrar desde cualquier página en la que se encuentre.

5.- Tienes un formulario para que los clientes potenciales lo rellenen con sus datos…

a. Un formulario no necesita cumplir ninguna ley. Todo el mundo sabe que luego sus datos los puedo usar para enviarle otras informaciones relacionadas con el negocio.

b. Lo puse porque el informático insistió, en realidad prefiero que me manden un e-mail. Voy a quitar el formulario.

c. Te has preocupado de que cumpla los requisitos legales de la Ley de Privacidad para poder contactarlos más adelante.

6.- Las fotos de mi web…

a. Son hechas por mí y por mi familia. No están nada mal y si las juntamos con otras más profesionales, se disimulan.

b. Las fotos las cojo de Internet que son todas gratis, ¿no?

c. Se las encargo a alguien preparado para que saque partido a mi local, para que todas las fotos respiren el mismo estilo y formen un todo con el logotipo y diseño web.

7.- Los temas de programación…

a. No me interesan demasiado. Mientras mi web tenga el aspecto que quiero me da lo mismo qué lenguaje de programación usen. ¡Nadie se va a fijar en eso!

b. Hay bastante moda con eso, ayer era el HTML, luego llegó el flash, luego el PHP… ¡No me entero, ni me interesa!

c. No sé mucho pero sé que la manera en que esté programada la web afecta al tiempo de carga, la facilidad de que me encuentren los buscadores y la capacidad de que me vean desde cualquier dispositivo… debo elegir bien.

 Resultados:

  • Mayoría de A: No terminas de creer en que el marketing digital es un aliado para tus ventas y una técnica compleja que hay que conocer en profundidad. Has hecho la web porque todo el mundo tiene una pero no tienes claros sus objetivos.
  • Mayoría de B: Crees que hacer las cosas bien es importante pero no sabes por dónde empezar… Con que sigas este blog (je!) te fijes en cómo lo hacen los demás y te asesores bien, tu criterio mejorará rápidamente y conseguirás enfocar perfectamente la web de tu negocio.
  • Mayoría de C: Con un pequeño empujón y asesoramiento sincero, sacarás el mayor partido a tu web y conseguirás una fantástica experiencia de usuario.

 Para lo que necesites, ¡aquí estamos! Buen miércoles.