recordarEl inicio de un nuevo año es el típico momento para plantearse nuevos propósitos que hagan tu vida mejor, más saludable y disfrutable. Hoy te proponemos una reflexión parecida para mejorar tu estrategia de marketing digital y conseguir que los buenos resultados te acompañen en este nuevo año.

Cinco cosas para triunfar con tu estrategia de marketing digital:

  • Tener un plan: márcate un objetivo. Planificar es importante para alcanzar una meta. Puede que en el camino te surjan imprevistos, pero con tu plan de marketing digital bien definido siempre te será más fácil superar cualquier obstáculo. Recuerda que tus objetivos deben ser realistas, medibles y deben cumplirse en un plazo razonable.
  • Pensar más en tu cliente: tu cliente debe ser el centro de la estrategia. Muchos negocios fracasan por centrarse demasiado en el producto y no tener siempre presente a su cliente. ¡Escúchale!, te ayudará a saber en qué tienes que mejorar, en qué medios sociales debes estar y en definitiva, qué tienes que hacer para tener éxito en tu negocio.
  • Mantener tu web actualizada: para empezar a tener presencia en Internet, la mejor estrategia es tener una web adecuada, para que sea el mejor escaparate digital de tu empresa. Haz que tu web sea responsive, es decir, que tenga un diseño adaptativo a los distintos dispositivos móviles desde los que se consulte. Sé crítico y mírala con perspectiva, pregunta a tu alrededor cómo es la experiencia al navegar en ella y si transmites correctamente el mensaje que quieres que llegue a tu cliente.
  • Aprender de tu competencia, además de estar pendiente de lo que se dice sobre tu negocio en la red, es importante también que sepas que hace tu competencia. Puedes aprender de sus aciertos y también de sus errores. Establece las alertas necesarias para poder hacer un buen seguimiento y no perderte ninguno de sus pasos. Haz lo mismo con las novedades de tu mercado, debes ser el primero en conocer cualquier novedad que pueda interesar a tu cliente y a tu negocio.
  • Apostar más por la conversación. Con las redes sociales puedes charlar de tú a tú con tu cliente. Ten en cuenta las reglas que marca la Netiqueta. Actúa con educación y respeto hacia tus interlocutores, en cualquier situación. No hables como empresa de temas conflictivos: política, religión, fútbol… te facilitará la vida. Sólo hazlo de asuntos relacionados con tu negocio que realmente interesen a tu cliente.

 Y estos son los cinco errores típicos que debes evitar…

  • Perfiles abandonados en la red. Tener perfiles vacíos, sin contenido, sin movimiento alguno, es peor que no tener presencia en redes sociales. No hace falta llegar a todo, céntrate sólo en los medios sociales que utilicen tus clientes. ¡Ah! Y no vale cortar y pegar comentarios de una red social a otra, cada una tiene su propio estilo de comunicación.
  • Dejar para mañana lo que puedes hacer hoy: la rapidez y la capacidad de adaptación es la gran oportunidad de los pequeños negocios donde la burocracia para la toma de decisiones de las grandes empresas no es un obstáculo. A veces llegar el primero y dejar tu huella es la clave para tener éxito y poder estar a la altura de los grandes.
  • Dar por hecho que lo que antes ha funcionado, funcionará siempre. Las circunstancias cambian, y saber adaptarte a ellas y no acomodarse es fundamental. Puede llegar un momento en el que las mismas acciones no te funcionen igual que siempre y será necesario explorar nuevos métodos que te ayuden a alcanzar tus objetivos, sin miedo y sin complejos.
  • Olvidarte de tu cliente después de la compra. Un cliente satisfecho es clave en toda estrategia de marketing online, no solo porque si ya compró una vez, podría repetir, sino también porque puede ser embajador de tu marca recomendándote en sus redes sociales. Por eso es importante tener preparadas acciones de fidelización para que no te olvide.
  • No medir los resultados de las acciones que pones en marcha. A veces por falta de tiempo, de medios o por no saber cómo hacerlo, no se miden adecuadamente los resultados de las acciones que se llevan a cabo. Pero sin ese análisis no tendrás la oportunidad de mejorarlos, es de vital importancia medir.

Aquí no hay nada nuevo, y además, ya te hemos hablado de todo esto en post anteriores. Sin embargo, pasa lo mismo que con los buenos propósitos de año nuevo que te comentabamos al principio: es necesario recordar la importancia que tienen determinadas prácticas “saludables” para tu negocio, para decidirte a ponerlas en marcha. Este es un buen momento para que te lo propongas y empieces el año con buen pie 🙂 …y ya sabes, si al hacerlo te surge cualquier duda, puedes contar The Marketing Band.