Vídeo Marketing para los negocios

Compartir vídeos es una de las actividades preferidas por los usuarios de Internet, sobre todo en las redes sociales. El intercambio de este tipo de contenidos no ha dejado de crecer, los españoles pasamos más de 19 horas al mes viendo vídeos en la red.

El marketing con vídeos es una de las herramientas más potentes para promocionar tu negocio porque:

  1. Ayuda al SEO (google posiciona muy bien los vídeos).
  2. Es muy fácil compartir vídeos y por lo tanto es un formato muy viral, llega a muchos posibles clientes.
  3. No necesitas un gran presupuesto.
  4. Fácil de difundir, a través de canales gratuitos como Youtube y Vimeo.

El contenido de un vídeo es más fácil de retener que el de un folleto. Recordamos mucho mejor lo que oímos y vemos, que lo que leemos.

Por dónde empezar:

  • Piensa muy bien en el contenido de tu video: El contenido será la clave del éxito de tu vídeo. Lo que mejor funciona son las historias que te arrancan una sonrisa, que te llegan al corazón o que te enseñan algo útil. Dale el enfoque con el que estés más cómodo, en función del material que dispongas (corporativo, tutorial, promocional), pero no hagas el típico vídeo comercial, ¡eso no funcionará!
  • Sé breve: lo bueno si breve, dos veces bueno. Los vídeos no deben tener una duración superior a 2 o 3 minutos. Tienen que ser muy buenos para que, superando esa duración, seamos capaces de mantener la atención del espectador.
  • Hazlo con la calidad adecuada: no te preocupes, no necesitarás la cámara Spielberg, pero sí debes prestar atención a que la calidad de la imagen sea la adecuada. El coste de grabar un vídeo para internet es muy inferior al de grabar un spot para tv. Existen muchas herramientas de edición de vídeo muy accesibles, pero lo mejor, siempre que puedas, es contar con un profesional que te asesore sobre la mejor manera de hacerlo.

Una vez que tengas tu vídeo, tienes que trabajar en su difusión.

Para ello te recomiendo empezar por YouTube. Sus estadísticas hablan por sí solas: más de mil millones de usuarios únicos visitan su página cada mes.

Gracias a YouTube puedes tener tu propio canal para difundir tus vídeos, totalmente gratis. Por supuesto, tiene su versión Premium con más prestaciones principalmente enfocadas a la apariencia de tu canal, a que sea más personalizada. Pero con la versión gratuita tendrás más que suficiente para empezar.

Funciona como otras redes sociales, pero en lugar de tener seguidores o fans, aquí tendrás suscriptores a los  que cada vez que subas un vídeo les llegará un e-mail avisándoles. También puedes decidir qué vídeos quieres que sean públicos y cuales privados.

Además, puedes acceder a un montón de información para afinar con tu estrategia, porque dispones de estadísticas (YouTube Analytics) con informes sobre las reproducciones que has tenido, para saber quién, cómo, dónde y cuándo han visto tus vídeos e información sobre la interacción que tienes con tu audiencia (“me gusta”, comentarios, compartidos).

Existen muchos ejemplos de Pymes que se han dado a conocer a través de sus vídeos en YouTube. Un famoso caso de éxito es el de Bere Casillas. Un sastre de un pueblo de Granada que un día decidió subir un video explicando de una manera muy sencilla, cómo hacer un nudo de corbata. Hasta la fecha ha tenido más de 6.000.000 reproducciones, lo cual indica que eligió muy bien qué contar. Hoy el Sr. Casillas cuenta con más de 15.000 suscriptores a su canal de YouTube donde ya tiene muchos más vídeos con otros consejos relacionados con su producto.

¿Conoces algún otro caso de éxito de vídeo marketing? ¿Te atreves a contar tu propia historia? Cuenta The Marketing Band si necesitas ayuda sobre este tema. Será un placer poder echarte una mano.